En la ansiedad, la percepción del peligro y la valoración de las capacidades de uno para enfrentarse a tal peligro, aparecen desequilibradas, bien por una sobreestimación del grado de peligro y/o una infravaloración de las propias capacidades de afrontarlo.

Dado que es un mecanismo adaptativo útil para la supervivencia habrá que preguntarse: ¿Se trata de un estado en los límites de la normalidad? Se entenderá que «no es normal» cuando supone al individuo una merma en su rol social y de calidad de vida.

La ansiedad se detecta fácilmente cuando es el propio paciente quien la admite o declara. Sin embargo, en la práctica la forma de presentación más frecuente es a través de síntomas como crisis de mareos o palpitaciones, o un estado de aprensividad corporal que puede confundirse con la hipocondría.

 

flores para la ansiedad

 

Puedes tomártelas 3 ó 4 veces al día, poniendo 5 gotitas de esencia en ½ vaso de agua, preferentemente en ayunas.

Si no te calma la ansiedad puede que vaya acompañada por otros problemas emocionales, por lo que entonces requerirás de una fórmula, es decir de la combinación de diferentes esencias, preparadas por un terapeuta profesional, que te entreviste y decida la dosis de cada esencia a incluir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *