Síntomas de los fibromas uterinos

Los fibromas uterinos pueden provocar síntomas molestos o a veces dolorosos como:

  • Períodos dolorosos o con sangrado abundante
  • Anemia (nivel bajo de hierro en la sangre)
  • Sangrado entre los períodos
  • Sensación de “plenitud” en la parte baja del abdomen (vientre), que a veces se conoce como “presión pélvica”
  • Micción frecuente (causada por un fibroma que ejerce presión sobre la vejiga)
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Problemas reproductivos como infertilidad, abortos espontáneos múltiples e inicio precoz del trabajo de parto durante el embarazo.
  • Problemas obstétricos, como mayor probabilidad de requerir un parto por cesárea.

Muchas mujeres no tienen síntomas de los fibromas

 

Causa de los fibromas uterinos

No se sabe a ciencia cierta qué causa los fibromas uterinos.

Existen diferentes teorías pero ninguna explica los fibromas por completo.

Algunos factores relacionados con el crecimiento de los fibromas podrían ser:

  • Estrógeno
  • Progesterona
  • Hormonas de crecimiento
  • Cambios genéticos
  • Células que se encuentran fuera de lugar y que están presentes en el cuerpo antes del nacimiento

Otros factores que podrían afectar el crecimiento de los fibromas son:

  • La cantidad de micronutrientes—como el hierro, que el organismo solo necesita en pequeñas cantidades—en la sangre.
  • Deficiencia de vitamina D
  • Estrés

Es probable que los fibromas sean fruto de varios factores que coinciden.

 

Diagnóstico de los fibromas uterinos

Examen ginecológico.

Los fibromas más pequeños que no se pueden detectar mediante un examen manual, pueden detectarse con ultrasonido.

Obteniendo imágenes del interior del cuerpo mediante: Ultrasonido. Ecografía. Resonancia magnética. Rayos X…

 

Tratamientos para los fibromas uterinos

Hay tratamientos: médicos, tratamientos quirúrgicos y tratamientos radiológicos para los fibromas uterinos.

Estará en función de:

  • Su edad
  • Su estado de salud general
  • La gravedad de los síntomas
  • La ubicación de los fibromas
  • El tipo y el tamaño de los fibromas
  • Si está embarazada ahora o desea embarazarse en el futuro

Si tiene fibromas uterinos pero no tiene síntomas o problemas, tal vez no necesite tratamiento. En cuyo caso se debe revisar anualmente para controlar su crecimiento, después de la menopausia, es común que disminuyan.

 

fibroma uterino

 

Tratamientos médicos para los fibromas

Para reducir los síntomas de los fibromas o para impedir que los fibromas sigan creciendo. Si los tratamientos médicos no ayudan, suele recomendarse la cirugía.

  • Analgésicos.
  • Píldoras anticonceptivas u otros tipos de anticonceptivos hormonales. Para controlar el sangrado abundante y los períodos dolorosos. A veces puede hacer que los fibromas crezcan más.
  • Dispositivo intrauterino de liberación de progestina Anticoncepción intrauterinareduce el sangrado abundante y doloroso pero no trata a los fibromas en sí mismos. No se recomienda para mujeres que, debido a los fibromas, tengan una cavidad uterina extremadamente grande.

 

Los tratamientos médicos pueden aliviar los síntomas de los fibromas solo de forma temporal. Una vez que se suspende el tratamiento, los fibromas suelen volver a crecer y los síntomas reaparecen.

 

Tratamientos quirúrgicos para los fibromas

Los tratamientos quirúrgicos pueden ser un procedimiento mayor o menor. El tipo de cirugía depende del tamaño, la ubicación y la cantidad de fibromas presentes y de su deseo de tener hijos en el futuro.

  • Ablación endometrial
  • Miomectomía
  • Histerectomía

 

Tratamientos radiológicos para los fibromas

Los tratamientos radiológicos (también llamados terapia de radiación o radioterapia) utilizan radiación ionizante. Podrían indicársele tratamientos radiológicos si desea una opción mínimamente invasiva que evite la cirugía.

 

Embolización de la arteria uterina

La embolización de la arteria uterina, también se conoce como embolización de fibromas uterinos. Este procedimiento corta el suministro de sangre a los fibromas, lo que hace que se encojan y el organismo los reabsorba.

Un tercio, aproximadamente, de las mujeres que se someten a la embolización vuelve a necesitar tratamiento en un plazo de cinco años.

 

Ultrasonido guiado por imágenes de resonancia magnética

Este tratamiento destruye los fibromas mediante ultrasonido de alta intensidad. Esta opción suele recomendarse a mujeres que solo tengan unos pocos fibromas grandes.

Los científicos todavía están estudiando los efectos a largo plazo de este procedimiento. Se suele necesitar un segundo procedimiento pasado un año.

 

Apoyo emocional para mujeres que viven con fibromas

El apoyo emocional podría ser tan importante como el tratamiento médico para sobrellevar los síntomas crónicos y los problemas reproductivos potenciales asociados con los fibromas. A muchas mujeres les resulta útil unirse a un grupo de apoyo y hablar con otras mujeres que tienen fibromas, ya que las ayuda a hacer las paces con la enfermedad.

 

Dudas frecuentes

 

¿Los fibromas son cancerígenos o se transforman en cáncer?

Los fibromas uterinos no son cancerosos. Menos de uno de cada mil casos de fibromas se transforma en cáncer.

 

Si tengo fibromas uterinos, ¿todavía puedo quedar embarazada?

Si tiene fibromas, todavía puede quedar embarazada. Muchas mujeres que tienen fibromas quedan embarazadas naturalmente; aunque algunas mujeres con fibromas tienen dificultad para quedar embarazadas.

 

¿Alguna vez los fibromas desaparecen sin tratamiento?

En la mayoría de los casos, los fibromas dejan de crecer o se reducen sin tratamiento una vez que la mujer pasa la menopausia, pero esto no le ocurre a todas las mujeres. Un dato interesante es que cada fibroma de una mujer puede crecer o reducirse en diferentes momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *