Publicado el

4 Pasos para alcanzar la paz mental

La paz mental

 

La paz mental

La paz mental es un de las cosas más importantes en tu vida, si careces de la paz mental; es muy difícil que logres concentrarte en tus estudios, tu trabajo, tus metas y los anhelos de tu vida; pero sobre todo, lo peor, es que no puedes disfrutar de la vida misma.

No disfrutas de tus hijos, ya no puedes estar contenta con lo que posees y en consecuencia, todo en tu vida te empieza a parecer gris. Se dice que el estado más importante de todo ser humano, no es estar “enamorado”, sino más bien, tranquilo. Esto es cierto, porque a veces nos metemos en cosas que nos roba la paz mental, que nos obliga a tener algo en la mente que no nos deja dormir, nos causa insomnio, y sencillamente no nos permite vivir la vida a plenitud.

¿Te sientes así? Lamentablemente y en muchas ocasiones, la paz mental se ve truncada por ciertas personas, que de alguna manera se han encargado, con
sus actitudes, su modo de tratarnos y de ser con nosotros, a destrozar este preciado
tesoro que es la paz mental.

Y llegamos a un punto qué no sabemos qué hacer. Si continuar, si tratar de cambiar las cosas, si buscar soluciones, y “ya de perdida al río”; “aquí se rompió una taza, cada uno a su casa”. La verdad es que en muchas ocasiones no sabemos qué hacer, es por eso que hoy quiero compartir esta reflexión, que espero que te guste, te llene de ánimos, y te dé un poco de luz para saber cómo alcanzar la paz mental, y de ese modo, no seguir sufriendo. ¿Estás list@? Entonces deja lo que estabas haciendo, cómprate 10 minutos para ti, son gratis,  y presta atención.

 

4 Pasos para alcanzar la paz mental

  1. Deshazte de gente tóxica.

Hay personas que siempre están pelando por todo, defendiendo a un político o quejándose de otro, o dos problemas económicos, o del tiempo, o de las injusticias…, siempre buscando contra quién discutir, contra quien descargar su negatividad interna.

Lo triste es cuando esa persona, resulta ser una persona especial para nosotros; ya sabes, una pareja, un esposo, una esposa, un novio, una novia, un amigo, un compañero de trabajo… Que sencillamente se convierte en una relación, con esa persona, que no nos conviene porque realmente es una fábrica de problemas, que socavan nuestro estado de ánimo; sin darnos cuenta acabamos, por no discutir con él, contagiados de su pesimismo o incluso rabia existencial.

A veces las cosas no solo se resumen a actitudes tóxicas, sino que también a comportamientos tóxicos.

Hagas lo que hagas, no van a cambiar; seguirán siendo lo mismo.

Cuando, por fin, decidas que esto, esto no es lo que tú quieres, y te hagas la violencia necesaria para cortar esa relación, es cuando la paz mental, asomará a tu rostro. Porque te darás el valor que tienes, y que tiene tu vida, tu auto respeto y autoestima crecerán y serás alguien nuevo.

  1. La paz mental primero

Si pones en valor la paz mental, estás poniéndote en valor a ti mism@, y a tu vida, te estás respetando.

No existe relación que no esté expuesta a tener tormentas; por lo que en una tempestad no hay que tomar decisiones, ni abandonar el barco, posteriormente en frío tienes que valorar la relación es su conjunto, todo lo que te ha aportado, y todo lo que de negativo ha tenido.

Una vez valorada en su conjunto, y si ves que dicha relación, no te aporta, en conjunto, nada positivo o más bien, es negativa, es hora de “cortar por lo sano”

A veces te puede parar, el miedo a un cambio demasiado grande en tu vida, y la inseguridad de si vas a poder rehacerla, evidentemente lo tienes que valorar, pero también tienes que valorar, si esa relación, no provocaba que tu vida fuera una vida triste, sin alegría, sin autoestima… ¿Qué tipo de vida es? No acabarás preguntándote si ¿Vale la pena? Una persona con la sinceridad de y sabiduría de reconocer su situación, y la valentía de actuar con contundencia para cambiar, seguro que alcanza la paz mental, y con ella construye una vida en un nivel superior.

  1. Deshazte de todo lo que te haga ruido.

Muchos buscan la solución en redes sociales, donde exponen sus problemas, o entran en debates, donde abunda la gente que externaliza su amargura con sátiras y burlas, que buscan consuelo en el malestar de muchos “consuelo de tontos”; en debates, con personas movidas por estado emocional, llenos de ignorancia, debates estériles y que no te aportan nada positivo.

Estos consiguen dos cosas “matar el tiempo”, que no podemos desperdiciar, porque ya no se recupera, sin darse cuenta llenar de más negatividad su vida, y degradar más su paz mental.

  1. Sólo controlamos nuestras decisiones.

Tienes que llegar a la comprensión de dual es el camino correcto, que te conviene, y más efectivo

No podemos controlar el actuar humano, que en masa, toma las peores decisiones del mundo; desde escoger a un torpe “tonto “del to” y “pa siempre”” para que ocupe la silla presidencial, hasta ir a un concierto de la música más cutre.

Cada persona es libre de ser y hacer lo que quiera, no es tu misión llevar el rumbo de la sociedad, aunque “lo creas” no puedes conducir la vida de nadie, y menos de una sociedad.

Lo único que tienes en tus manos, es la nuestra capacidad de tomar nuestras propias decisiones.

Debemos tomar la decisión de realmente trabajar en nuestra paz mental, y eso cambia nuestra vida e influye en la de los que nos rodea, no tienes porque cambiarlos, mucho menos de forma radical, pero te aseguro que es la mayor aportación que puedes hacer en beneficio tuyo y de toda la sociedad. Amar te hace feliz, amar beneficia a los que te rodean y hace de este mundo, un mundo mejor.

 

No dejarlo para después

Debes hacer cualquier esfuerzo que te acerque a la paz mental.

Pregúntate:

¿De verdad así quiero seguir viviendo mi vida de este modo?

Si la respuesta es no ¿A qué esperas para irte de ahí?

Cuanto más tardes en tomar la decisión, más te costará

Si estás todo el tiempo, pensando en qué hacer para cambiar las cosas de tu exterior; te perderás. Solo las puedes cambiar si de verdad te vas a poner a trabajar en ellas, y ya, cuanto más lo pienses menos lo harás.

Recuerda sin la paz mental no hay vida gozosa, y solo tú te la puedes proporcionar, está en tus manos.

Leer más artículos >>>

Si te interesa la salud emocional y física, por medios naturales, no olvides mirar nuestra presentación >>>

Total Page Visits: 2951 - Today Page Visits: 11