Publicado el

Hígado intoxicado, manifestaciones, remedios

Higado graso

 

El Hígado intoxicado

El hígado es la gran fábrica de nuestro cuerpo, es el órgano que más procesos realiza, para ello como “gran fábrica cuenta con industria auxiliar, como un par de grandes laboratorios “los riñones”, el páncreas, que sintetiza la insulina y el glucagón, para la regulación de la glucosa en sangre, así como otras funciones; los pulmones, el intestino, el bazo…

Pero el hígado es, entre otras funciones,  la gran depuradora de nuestro organismo, el cual se va intoxicando: por el exceso de proteínas, por hormonas que le han dado al ganado para su crianza, pesticidas en la agricultura, contaminación atmosférica, acumulación de metales pesados, por las amalgamas dentales antiguas, por alimentos tratados indebidamente, productos químicos, usados en la elaboración de alimentos, de los medicamentos… Nos intoxicamos con ondas, usadas por los móviles, aparatos de TV, ciertos electrodomésticos… Abuso de alcohol porque “otra moda social” es celebrarlo todo en la mesa, y esta tiene que ser abundante; o cualquier fiesta “no lo es” sin el abuso del alcohol

Manifestaciones

Toda esta intoxicación repercute en nuestra salud, en ciertas disfunciones, que acaban enfermándonos, el cuerpo nos manda señales, síntomas… pero no lo entendemos, hemos perdido la conexión con él, tampoco tenemos tiempo ni conocimientos para atenderlo correctamente, somos arrastrados por las modas sociales, que a veces ayudan y otras son perjudiciales; como el deporte, este es necesario, pero su exceso, la obsesión de la moda social, nos lleva a convertirlo en nocivo, incluso nos alimentamos, o ingerimos productos en función de obtener resultados extraordinarios, que son perjudiciales…;  los productos “milagro”, que aparecen periódicamente: la soja, el tofu, las bayas, el magnesio, el ginseng… con los que creemos que vamos a resolver “el problema”; las dietas “milagrosas” dietas hipocalóricas, disociada, de la manzana, glucémica, ayuno intermitente…

Y ponemos a trabajar al hígado de forma extraordinaria, el cual va “perdiendo facultades, con lo cual desatiende ciertas funciones, enferma, no llega a desintoxicarnos del todo… Aparecen ciertos síntomas, como hemos referido anteriormente, dolor de cabeza, problemas oculares, cansancio, palma de manos enrojecidas, abdomen abultado, insomnio, orina oscura, hinchazón de tobillos…

Soluciones falsas

Cuando nos percatamos que tenemos problemas, queremos soluciones rápidas, “mágicas”, estamos acostumbrados a resolver los problemas de salud con una “pastilla”, si nos concienciamos un poco de que no es la solución, como no cambiamos de mentalidad, nos derivamos a productos “mágicos” ya nombrados, como la soja, a actividades “mágicas” deporte, yoga, pilates… y vivimos para ellas.

El camino

Hemos de ser conscientes que nuestro cuerpo es un organismo maravilloso, y que cuenta con los medios necesarios para mantenernos sanos, que es algo más que la carencia de una enfermedad, la salud es un estado energético, emocional, y fisiológico, que nos permite vivir en plenitud.

La fórmula

Alimentación sana, equilibrada, variada, de temporada, suficiente, sin excesos.

Ejercicio adecuado a nuestro estado de forma, y edad, no somos deportistas de élite que se destruyen, por alcanzar la fama y riqueza.

Vida interior, equilibrio y control emocional, energético…

Cuando ya tenemos un problema

Se le acumula el trabajo y sufre un deterioro, como por ejemplo “el hígado graso”

Alimentación

Lo primero será mantener la fórmula mencionada: alimentación, ejercicio, vida interior. Y ayudar de forma natural a nuestro organismo, a deshacerse de las toxinas acumuladas.

Bajar de peso: paulatinamente, sin prisas, sin exageraciones… no es una carrera. Se trata de mantener alimentación equilibrada, bajar un poco la ingesta, incrementar un poco el ejercicio… No olvidar que la salud es el objetivo.

Introducir alimentos con betacarotenos, pigmento de color fuerte que tienen algunos alimentos, como zanahoria, calabaza, verduras y hortalizas de color verde oscuro como, las espinacas, dientes de león, acelgas o brócoli…

Desintoxicar: Ayuno controlado, con una iniciación paulatina y una finalización paulatina.

Complementos:

Tisana: Boldo + Ortiga + Cardo Mariano + Alcachofera

Se puede tomar en ayunas: agua tibia con medio limón exprimido, endulzar con una cucharada de miel, y tomar un diente de ajo crudo, cortado e ingerír como una pastilla, si no se soporta este, existe en preparados, pero es preferible en fitogránulos para evitar las molestias estomacales.

Tomar té verde, eliminar alcohol y café

Ejercicio

Aeróbico, es decir de baja intensidad, sin hacer fuerza, ni desarrollar musculatura, sino hacer sudar el cuerpo, por ejemplo en bicicleta sería: poco desarrollo, mucha cadencia, muchas pedaladas, que no requiere hacer fuerza, y se suda mucho.

Vida interior

No olvides que la persona es una unidad, y no se puede separar el físico de la parte emocional, van al unísono.

La ira, la cólera… son manifestaciones de un hígado enfermo

15 minutos diarios de respiración profunda y relajante: te sientas en un lugar solitario de tu casa; adviertes que no te molesten, si no es fundamental; te sientas en una silla, con la espalda recta, la cabeza recta, los pies apoyados, las manos descansadas sobre las piernas; te pones una alarma, para no tener que estar pendiente del reloj. Inspiras profunda y lentamente por la nariz, sería conveniente que fuera diafragmáticamente, es decir hinchando el estómago, sin mover el pecho, al principio te costará pero es el modo de renovar todo el aire del pulmón; mantienes un par de segundos la respiración, y exhalas lentamente el aire por la boca, mantienes un par de segundos la respiración e inicias de nuevo.

Dificultades

Te picará la nariz, no te rasques, cuando pase te picara un ojo, luego el pelo… con el tiempo conseguirás aquietar el cuerpo. La segunda meta será aquietar la mente, mientras estás respirando te vendrá a la cabeza, un acontecimiento del día, una tarea a realizar, de ahí pasarás a que tu pareja te ha contestado de mala manera, que tienes mucho trabajo… y tu mente no parará, cuando te des cuenta que estás pensando en cualquier cosa, coges mentalmente un borrador de pizarra, y borras mentalmente los pensamientos, al momento empezarás a acordarte de que tienes que llevar el coche al mecánico, de ahí pasarás a lo salada que estaba la comida, a que tu pareja…, de nuevo el borrador.

Una buena ayuda es una jaculatoria, en vez del borrador, si eres religiosa repite el nombre de Jesús, si no utiliza el ommmm oriental, cuando te des cuenta habrás dejado de repetir la jaculatoria y estarás otra vez pensando, no te preocupes, vuelve a retomar la repetición de la jaculatoria. Con el tiempo será el mejor momento empleado del día.

Total Page Visits: 5284 - Today Page Visits: 25